MATRIMONIO EN GANANCIALES CONSIGUE LA EXONERACIÓN TOTAL DE CASI 120.000€, MANTIENE LA VIVIENDA HABITUAL Y CONTINUAN CON SU ACTIVIDAD COMO ZAPATEROS

Compártelo:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Este es uno de los casos que nos enorgullece relatar sobre nuestros clientes y que nos alegra recibir la resolución acordando la exoneración de las deudas, ya que no es solo una simple resolución judicial sino una segunda oportunidad para una familia.

En este caso, nuestros clientes estaban casados en régimen de gananciales y eran autónomos. Ambos eran propietarios de una zapatería familiar, cuyos zapatos era 100% artesanales, y ampliaron el negocio en febrero de 2020 abriendo un nuevo local, para el que contrajeron una serie de deudas con diferentes entidades bancarias.

Como era de esperar, la pandemia supuso el cierre de ambas zapaterías y con ellas el impago de los préstamos que recientemente habían contraído, de las rentas de ambos locales de las zapaterías y de los proveedores del material de los zapatos, entre otras cosas. De lo único que pudieron hacer frente con la retribución que recibían por cese de actividad como autónomo era de la hipoteca y de los gastos familiares, pues tenían dos hijas menores de 10 años.

En esta situación acudieron a nuestro despacho para iniciar el procedimiento de segunda oportunidad. Por lo que diseñamos una estrategia basada en intentar que mantuviesen la hipoteca de la vivienda y la zapatería más antigua en la que tenían una clientela consolidada.

Finalmente así fue, pues el juez y el administrador concursal consideraron que la vivienda debía excluirse del plan de liquidación a la vista de que se cumplían los requisitos para ello; estar al día en la hipoteca y que la vivienda tenga mayor valor que lo que reste de hipoteca por abonar. Tras ello, se resolvió el concurso concediendo la exoneración de las deudas frente a entidades bancarias, arrendatarios y proveedores por casi 120.000€.

Actualmente, nuestros clientes pueden continuar con su vida, pues han mantenido la zapatería familiar y no cargan con aquellas deudas causadas por lo que creían que era buena decisión justo antes de la pandemia. 

¿En qué podemos ayudarte?