Segunda Oportunidad en un matrimonio: ¿mejor juntos o por separado?

Compártelo:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Juan y María se encuentran casados en gananciales y con una cantidad de deudas que no pueden a día de hoy afrontar de ninguna manera.

Respecto a la situación de Juan: Se encuentra desempleado, sin embargo, heredó de su familia un coche valorado en 30.000 €. Debe exactamente:

  • Préstamo de 60.000 € con la entidad Financiación, S.A. suscrito por él y María.
  • Unas deudas con Hacienda de 10.000 €


Total:
                    Activo: 30.000 €                     Pasivo: 70.000 €    

Respecto a la situación de María: Se dedica a la costura, con una nómina inferior al SMI, pero disponiendo de una maquina industrial valorada en 10.000 €.

  • Deudas con unos proveedores de telas, por valor de 20.000 €.
  • Unas tarjetas de crédito de 20.000 €.
  • Préstamo de 60.000 € con la entidad Financiación, S.A. suscrito por ella y Juan.


Total
:                   Activo: 10.000 €                     Pasivo: 100.000 €    

 Teniendo en cuenta la situación expuesta, y a la vista de que se encuentran casados el régimen ganancial, le propondríamos tres opciones:

Acogerse al procedimiento únicamente Juan:

En este caso debe tener el consentimiento por escrito de su cónyuge (María), pero el procedimiento no le afectaría. Es decir, los préstamos contraídos con Financiación, S.A (por valor de 60.000€), serán cancelados respecto a Juan, pero sí podrían reclamárselas a su mujer ante un posible impago.

Sin embargo, para este supuesto únicamente entraría en una posible liquidación el coche, cuya titularidad es privativa por título de herencia.

Respecto las deudas con Hacienda la Ley de Segunda Oportunidad no permite su cancelación, pero si se podría fraccionar para que pudiese ser abonado en cómodos plazos.

Acogerse al procedimiento únicamente María:

Nuevamente se deberá tener el consentimiento por escrito de su cónyuge (Juan), que de igual forma, no le afectaría el procedimiento. Es decir, las tarjetas de crédito (por valor de 20.000 €) y las deudas con proveedores (20.000 €) quedarán canceladas y  los préstamos contraídos con Financiación, S.A (por valor de 60.000€), serán cancelados pero en este caso únicamente respecto a María, ya que sí podrían reclamárselas a su marido ante un posible impago.

Sin embargo, para este supuesto no entraría en una posible liquidación ningún bien, ya que la máquina industrial se podría considerar necesaria para la continuación de la actividad profesional de María y por consiguiente, no existe la necesidad de que se liquide.

deudas matrimonio Segunda oportunidad

Acogerse al procedimiento ambos cónyuges:

En este supuesto, que es nuestra opción recomendada, ambos conseguirían cancelar la totalidad de las deudas antes mencionadas (préstamos, tarjetas, deudas con proveedores), no pudiéndose reclamar a ninguno de los dos una vez sea concedida dicha cancelación.

No obstante, al estar incluido Juan en este procedimiento, es muy probable que el coche titularidad privativa suya entrase dentro del plan de liquidación, aunque eso sí, de igual forma intentando no incluir la maquina industrial de María justificando que la misma es utilizada para la actividad profesional.

Respecto a los 10.000 € debidos a Hacienda, al tratarse de una deuda de naturaleza pública, no podrán cancelarse como indicábamos, sin perjuicio de que sí se pudiesen fraccionar.

TNO_LOGO_C_V_ @2x

Sus datos se han  enviado con éxito. Gracias por su confianza.

Revise por precaución
la carpeta de Spam.
Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?